LA ENSEÑANZA QUE DEJA HUELLA NO ES LA QUE SE HACE DE CABEZA A CABEZA, SINO DE CORAZÓN A CORAZÓN.

Howard G. Hendricks.

viernes, 15 de diciembre de 2017

PROYECTO EL ESPACIO: METEMOS UN TROZO DE NEBULOSA EN UN BOTE

Ya estamos terminando el Proyecto del Espacio. Nos da muchísima pena, porque seguiríamos con el tema durante todo el curso, nos ha parecido muy poco tiempo!!!

Hoy hemos recordado lo que era una nebulosa:

¿Qué es una nebulosa?
Una nebulosa es una nube de gas y polvo en el espacio. Algunas nebulosas son regiones donde nuevas estrellas se están formando, mientras otras son los restos de estrellas muertas o que están muriendo. Las nebulosas presentan diferentes formas y tamaños. Hay cuatro principales tipos de nebulosas: nebulosas planetariasnebulosas de reflexiónnebulosas de emisión y nebulosas de absorción. La palabra nebulosa viene de la palabra latina correspondiente a "nube".




Después de recordarlo y aprender un poco más, hemos decidido hacer un pequeño viaje al espacio y coger un trozo de nebulosa para meterla en un bote y llevarla con nosotros a casa. La tendremos de recuerdo de todo lo estudiado sobre el espacio. 

Les he enseñado mi nebulosa que he traído de mi viaje espacial. He subido hasta el espacio, donde he encontrado una preciosa nebulosa y en mi bote he metido un trocito para llevarla a clase y enseñársela a todos. ¡¡NOS HA ENCANTADO LA NEBULOSA!!!




Todos estaban deseando coger su trocito de nebulosa!! Así que a por ellas!!!

Os explico todo lo que hemos hecho paso a paso para crear nuestra nebulosa: 

Las nebulosas están constituidas por gases y elementos químicos en forma de polvo cósmico. En muchas de ellas nacen las estrellas mientras que en otras se albergan los restos de estrellas extintas o en extinción. Con este proyecto, podrás recrear sus hermosos colores y texturas dentro de una botella.


Materiales

- Un frasco o una botella transparente. Es importante que tenga una tapa que cierre bien.
- Algodón
- Purpurina
- Agua
- Colorante comestible o tintura para tela. Los tonos azules y rosados son los que mejor funcionan, pero puedes escoger cualquier color.
- Un lápiz, una pajilla o algún elemento similar
- Guantes

Instrucciones



1. Limpia bien tu frasco o botella de vidrio.

2. Llena 1/3 de tu frasco o botella con agua.

2. Añade el colorante que hayas elegido. Mezcla bien con un lápiz o una pajilla para que se incorpore al agua.

3. Agrega algodón. La cantidad dependerá del tamaño y la forma de tu frasco o botella. Asegúrate de que quede completamente sumergido en el agua. Presiona con tu lápiz o pajilla hasta que esto suceda. 

4. Añade un poco de purpurina. Tapa el frasco y agítalo para que se esparza bien.

5. Coloca un poco más de algodón para crear una segunda capa.

6. En otro recipiente, prepara una nueva solución de agua y colorante. Cuando esté lista, viértela sobre la  segunda capa de algodón. 

7. Agrega más purpurina y espárcela con un lápiz o pajilla.

8. Repite el procedimiento hasta que tengas varias capas de colores y tu frasco quede lleno hasta el tope. 



Mientras los compañeros jugaban en rincones, hemos ido poco a poco haciendo las nebulosas y siguiendo despacito los pasos. 
Nos hemos divertido un montón y lo mejor ha sido la cara de asombro y alegría que ponían los peques según iban viendo cómo iba creándose la nebulosa. 
Hemos cerrado el bote, hemos puesto nuestro nombre y lista para llevar a casa. 



















































































Con mi nebulosa, he podido comprobar que con el paso de los días los colores se van mezclando y al final termina siendo de color morado pero en distintas tonalidades. Está muy bien para que ellos lo vayan observando día a día y vea cómo se mezclan los colores. Aunque se quede de un color también queda muy bonita. 

¡¡DISFRUTADLA!!!